lunes, 21 de mayo de 2012

El Mar Pacífico, ¿el milagro del siglo?

Mar Pacífico rojo
Hace poco me llegó, vía correo electrónico, un interesante material sobre los prodigios de la planta conocida por Mar Pacífico. Por lo curioso del tema, quisiera compartir con mis lectores, no obstante aclararle que si bien se conocen algunas propiedades medicinales de las flores y las hojas, no me consta existan pruebas fehacientes de los muchos beneficios para la salud humana que aquí se citan.

Batido de Mar Pacífico (Hibiscus) para una salud inquebrantable.

Recientemente, científicos de la Universidad de Salamanca analizaron el
gran poder alimenticio de las flores de mar pacífico (hibiscus), las
cuales contienen una proteína increíblemente poderosa de amino ácidos
estables, lo cual induce a una mayor eficiencia alimentaria en el
organismo.


El Hibiscus, comúnmente hibiscos, llamado cayena en Latinoamérica,
forma un amplio género de alrededor de 220 especies de la familia
Malvaceae, típicas de ambientes cálidos, en regiones tropicales y
subtropicales. A esta planta se le conoce por diversos nombres en
nuestros países. Por ejemplo, en la República Dominicana se le llama
"Sangre de Cristo" o "Cayena" a las de color rojo. En Venezuela se le
conoce como "Flor de Cayena", en Perú y en el norte de Chile se le
conoce como "cucarda", en Puerto Rico se le conoce como "pabona" o
"amapola", en México se le conoce como obelisco, en Cuba se le conoce
como Mar Pacífico, en Nicaragua se le conoce como "flor de avispa" y en
Colombia se le conoce como "resucitado", "fonche" o "San Joaquín".

Las flor del mar pacífico es una de las más poderosas en la tierra. Su
capacidad de recarga enzimática es inmensa y su contenido proteínico es
aún mayor. Un vaso de batido de mar pacífico contiene más proteínas
que
2 kilogramos de carne, pero con aminoácidos estables que viajan de
manera segura y saludable por nuestro organismo.

Las enzimas que proporciona la flor del mar pacífico tienen un poder
inmenso para desinflamar nuestros órganos, particularmente el hígado,
los riñones y el pancreas, lo que convierte al mar pacífico en un
regenerador pancreático sin igual. Es decir, que acaba con la diabetes
en pocas semanas.

Elimina también la cirrosis al aumentar el conteo de hepatocitos del
hígado y de paso, lo desinflama. Recarga los riñones de enzimas
favoreciendo una saludable diuresis que elimina el exceso de líquidos en
el cuerpo.

Elimina también la hipertensión y además contiene la enzima lipasa que
elimina rápidamente las grasas del organismo, ya sea en las venas,
arterias, o directamente en los depósitos de grasa. Por esto se le
considera un gran remedio para la obesidad. Además, un batido de mar
pacífico evita la hipercolesterolemia, la arteriosclerosis, la
cistitis, gota, hiperazotemia, edemas, gastritis, úlceras y piedras en
el riñón.

La doctora Anita Flores, de la Universidad de Salamanca nos explica que
simplemente se deben de tomar 6 flores completas de mar pacífico, pero
deben de ser rojas. Las variedades multicolores, sobretodo las logradas
genéticamente en invernaderos, no contienen la calidad enzimática de la
flor roja original. En la batidora o licuadora se echan las flores con
8 onzas de agua pura y 3 cucharadas de miel. La doctora Flores indica
que jamás se debe de utilizar azúcar, ya que el azúcar refinado actúa
como un veneno que mata las enzimas curativas del mar pacífico. Se
licua todo y a disfrutarlo. Indica la doctora Flores que debe de
tomarse un mínimo de tres vasos diarios de este delicioso batido de mar
pacífico para mantener una salud envidiable y un organismo libre de
toxinas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada